Qué necesitas saber para construir las escenas de tu novela

Cuando la luna brille

LA SEMANA PASADA te hablé un poco de la estructura de las escenas y de cómo elegir las escenas que necesitas para contar una historia. Hoy vengo para añadir un poco de teoría a todo eso, con una lista de artículos muy interesantes sobre las escenas y la escaleta que espero que te ayuden con la estructura y la planificación de tu novela.

Qué necesitas saber para construir las escenas de tu novela

Sobre la escaleta

La lista de todas las escenas que va a tener tu manuscrito se llama escaleta. Como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo y cada escritor tiene su escaleta. Los hay que la hacen a mano y los hay que la hacen a Excel: puedes utilizar tarjetas de colores, post-its en una pizarra, Scrivener o el suelo de tu salón. 

Todo vale mientras sea útil: es muy curioso ver cómo son las escaletas de otros escritores porque muchas veces son incomprensibles para el resto del mundo. David Olier publicó hace unos meses este artículo tan interesante en su blog, en el que nos enseñaba algunos métodos para calcular de antemano cuántas escenas debe tener tu novela.

Sobre cada escena

No es la primera vez que hablo de K.M. Weiland en este blog, pero es que me encanta cómo desgrana cada técnica de escritura y lo bien explicados que suelen estar sus artículos. Este es un masterpost con la serie que publicó ella sobre escribir escenas: te recomiendo que le eches un vistazo (y al resto de su web, imprescindible para escritores).

Jordan Rosenfeld nos habla en en este artículo de técnicas (las divide según aporten acción, resumen narrativo o caracterización) para introducir escenas: es útil para mantener la cadena acción-secuela sin dejarnos información por el camino.

También este artículo en Now Novel habla de cómo empezar una escena (y de cómo terminarla), pero además está bastante bien porque también incluye algunas técnicas para hacer una escaleta visual, además de un resumen teórico sobre las escenas y su valor narrativo.

John August nos deja esta una lista de preguntas que deberíamos poder contestar para planificar cada escena de nuestra novela: no he probado este sistema aún pero creo que es una muy buena manera de crear una escaleta bastante completa (si tienes problemas con el inglés, en el blog de Inteligencia Narrativa puedes leerlas en español). Esta lista de Martha Alderson también puede servirte para comprobar que cada una de tus escenas tiene todos los elementos que debería. Y este es el método que sigue la escritora Joanna Penn para escribir sus escenas.

Y, si ya has escrito tu escena, párate un minuto a revisarla (no ahora: cuando corrijas) y comprueba una vez más que lo tiene todo y que es una escena redonda. Por supuesto, si sobra y no aporta nada, que no te dé miedo borrarla. Aprende a plantar pistolas de Chéjov para poder cosecharlas al final de tu novela, pero recuerda que menos es más y que solo debes quedarte con el grano y deshacerte de toda la paja.

Si te estás preguntando cómo hago yo para planificar mis novelas y cómo es mi escaleta, tengo que admitir que depende de cada proyecto. En muchos de ellos no tenía una lista de escenas sino de capítulos, aunque la verdad es que creo que es mejor detallar al máximo el guion de lo que vaya a escribir porque he comprobado que soy más eficiente frente a la página en blanco si sé de qué voy a hablar: no pongo a mis personajes a fregar encimeras para aumentar el número de palabras sino que los hago trabajar para que avance la trama, que es lo que al final cuenta. Pero a veces también es bueno dejar que la escritura fluya sola y, por ejemplo, cuando escribo diálogos suelo planificar solamente quién está y cuál es el objetivo de la conversación. Es decir, en mi esquema pongo algo como «Fulanito le pregunta a Menganito cómo murió su madre» y dejo que sean los propios personajes los que construyan el diálogo en el momento: si tú fueras Fulanito y te acercaras a Menganito específicamente a preguntarle algo así no irías y se lo soltarías a bocajarro, ¿a que no? Empezarías con un «hola, ¿qué haces?» y Menganito te respondería con un medio gruñido y un «déjame en paz, anda», porque en realidad nunca le has caído bien.

Como ejemplo te dejo la foto de la cabecera de esta entrada, que es un trocito de la escaleta que hice antes de escribir la primera versión de mi novela Cuando la luna brille, acompañada por unas muy esquemáticas fichas de personajes: en este caso usé un simple resumen de las escenas que tendría cada capítulo y quizás está todo demasiado simplificado, porque fue en revisiones posteriores cuando añadí más capas de conflicto y profundidad a los personajes, pero fue una buena base de la que partir.

Lo que quiero decir con esto es que está bien conocer la teoría y saber cómo lo hacen los demás, pero que tú tienes que buscar tu propio método y lo que sea que te funcione a ti. ¿Y cómo se hace eso? Escribiendo mucho, claro. Cultivando patatas y probando cosas y equivocándote. ¡Cuéntame qué técnicas utilizas tú para planificar tus escenas! Y, como siempre, si te ha gustado la entrada ¡compártela!

Anuncios

¿Tienes algo que decir? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s